Yo soy Ekhi

Desde que pude entender que yo era una niña, soy más feliz, porque todos me aceptan tal como soy.

Yo soy Ekhi

Desde que pude entender que yo era una niña, soy más feliz, porque todos me aceptan tal como soy.

Sobre mí

A mí desde pequeña siempre me ha gustado jugar con muñecas y disfrazarme de princesa.

Antes pensaba que era un niño pero me gustaban las cosas de niñas. Cuando supe que había más personas como yo, hablé con mi ama y mi aita, vimos unos vídeos y entonces pude entender que yo era una niña.

Entonces compramos vestidos, faldas… luego me puse pendientes y desde entonces soy más feliz, porque todos me aceptan tal como soy

Ama de Ekhi

Laura

Nuestra hija es una niña muy alegre, al principio tímida, pero cuando coge confianza es muy abierta, habladora y danzarina. Le encanta bailar.

Desde muy pequeña lo pintaba todo de rosa. En casa se disfrazaba con vestidos, faldas y zapatos de tacón, y siempre jugaba con muñecas.

Cuando tenía 4 o 5 años cuando conocía a alguien no quería decir si era chica o chico, y si alguien por la calle le preguntaba si era niña o niño, no le gustaba decir que era niño, se enfadaba.

En la escuela siempre ha jugado con otras niñas, y sus amigas siempre han sido niñas. En el cole, en general, se ha arreglado bien y la han aceptado tal como es. Pero si alguien le preguntaba si era chica o chico se agobiaba: ¿por qué se lo tenían que preguntar a ella si a los demás no les preguntaban? ¿por qué tenían que poner en duda su forma de ser?

Con 3 años o así nos dijo por primera vez que le teníamos que cortar el pito, y le respondimos que eso lo tendría que hacer un médico cuando fuese mayor.

Nuestra hija desde muy pequeña ha sabido quién es, y le queremos tal como es, con todas sus peculiaridades, porque si no, no sería ella. Cada quien tenemos nuestras peculiaridades, todos y todas somos diferentes, y si queremos ser aceptados como somos, habremos de aceptar las diversas maneras de ser de los demás.