Acompañar la transexualidad en la escuela

Después de la familia, la escuela es el entorno más importante para la mayoría de niñas y niños. Por eso, será crucial que la identidad sexual de los menores en situación de transexualidad sea aceptada y respetada en el entorno escolar.

Protocolos de actuación

La escuela ha de ser para todas y todos los niños un lugar seguro donde poder crecer y desarrollarse como cada quien es. Por eso, será crucial que la identidad sexual sea aceptada y respetada. Que los niños con vulva sean vistos y aceptados como lo que son: niños. Que las niñas con pene sean vistas y aceptadas como lo que son: niñas.

Para ello es necesario establecer protocolos de actuación que garanticen atender las necesidades básicas de estas niñas y niños.

Si hay instalaciones en el centro segregadas por sexo, como los aseos y los vestuarioshabrá que garantizar el acceso y uso de las instalaciones a cada quien según su sexo: si hay unos baños para los niños y otros baños para las niñas, que todos los niños, sin distinción, tengan pene o vulva, puedan ir al baño de los niños, y que, todas las niñas, tengan pene o vulva, puedan ir al baño de las niñas. Lo mismo si se realizan actividades diferenciadas por sexo o si en el centro se usa un uniforme diferenciado.

Además, si el niño o la niña ha decidido cambiar su nombre, el personal del centro deberá usar ese nombre en todas las actividades docentes y extraescolares que se realicen en el centro, y se adecuará toda la documentación administrativa (listas de clase, boletín de calificaciones, carné de estudiante, etc.), para que figure ese nombre elegido, evitando por supuesto que dicho nombre aparezca de forma distinta al que se muestra el resto de nombres.